Ads 468x60px

Instagram

miércoles, 13 de junio de 2012

5 errores comunes del activismo en Social Media


Muchas ONG, movimientos por causas sociales y políticos, han visto las redes sociales como una gran oportunidad para dar a conocer sus objetivos, actividades y principios para ganar adeptos o simpatías en las masas.
Sin embargo, he observado como, por inexperiencia, negligencia o desconocimiento, lo que es una acción bien intencionada se convierte en una serie errores consecutivos que podrían terminar dañando la imagen y reputación del movimiento.
1.    Carencia de sistemas de seguridad: Muchos dependen de la conocida cuenta de Hotmail para asociar las cuentas, siendo este uno de los correos mas vulnerables que existen. También dan uso y conocimiento exclusivo de contraseñas a personas que por una u otra razón abandonan las actividades, llevándose con ellos todo el trabajo 2.0. Vendrán las excusas que no recuerdan las claves o las perdieron. Eso sin contar los habituales hackeos y divulgación de información sensible. Recomiendo el uso de la verificación de 2 pasos de gmail y la elaboración de un protocolo de seguridad que incluya el control de claves por parte de uno o mas coordinadores generales aparte del Community Manager encargado. No subestimen esto. Todo movimiento tiene al menos un hacker que, por hater o por rivalidad, le sigue los pasos en espera de un error.
2.    Spam “informativo”: Su causa es lo mas importante (en su criterio). Sin embargo considero un total fastidio ver una cuenta repitiendo el mismo mensaje todos los días, con la misma redacción, algunas veces haciendo menciones a diferentes usuarios. La información en las cuentas debe ser siempre contenido de valor, novedoso, relevante para su público. En la renovación y calidad está el mejor gancho.
3.    Piensa global, actúa local: Se entiende que el epicentro u oficinas centrales de los movimientos sociales están en la capital de la república o en una ciudad específica. Pero si la meta es convertirlo en algo nacional, tomen en cuenta que ese no es el único lugar que existe ni donde se generan las únicas noticias. Descentralicen las informaciones, creen cuentas para las células locales o divulguen información de otros lugares donde se tenga presencia.
4.    El egocentrismo del líder: Los movimientos sociales son colectivos. Si bien siempre es necesario un liderazgo, se ve muy mal cuando las cuentas de dichos movimientos hablan en primera persona. Por muy válida que sea la posición, la misma pertenece solo a un individuo. Igualmente el convertir las cuentas en monólogos. Quizás los miembros de la organización lo entiendan pero no quienes están fuera. No quienes son el público a captar. Este posiblemente sea uno de los errores que, a largo plazo, mas daño provocan a la imagen y reputación del movimiento al convertirlo en algo personalista y no en una causa social y plural.
5.    Cyberactivismo…y nada mas: Lo que se promueve en redes sociales debe tener una contraparte coherente en el mundo tangible. Es muy fácil hacer política opinando en foros y Twitter o defender los derechos de los animales compartiendo una foto en Facebook. Eso, en especial en Latinoamérica, al final es algo totalmente inútil debido a factores como la escaza penetración de internet y que el mensaje solo llega a los que están de acuerdo con la causa previamente. Sirve como apoyo y complemento para el posicionamiento e imagen. Pero no gana elecciones ni se aprobaran leyes humanistas solo por eso. Se debe ir a la calle, a hacer contacto y presencia con las personas, no solo con bits. Eso es lo que impulsará los cambios sociales que buscamos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada